• EFECTO MADERA
  • Procesos del aluminio
    PRETRATAMIENTO
  • ALMACENAJE
  • GAMA DE COLORES
  • PIEZAS

  Rotura de puente térmico ensamblado de perfiles con poliamida, previo moleteado y posterior comprobación, para verificar que el ensamblaje ha sido realizado correctamente con las pruebas de "alta extracción", y así obtener la certificación del producto conforme a las exigencias del CÓDIGO TÉCNICO DE LA EDIFICACIÓN. RPT (rotura de puente térmico) En las ventanas y puertas de aluminio es una de las características principales a la hora de obtener los mejores estándares de aislamiento térmico

 

               

 

   Un puente térmico es una zona donde se transmite más fácilmente el calor, por las características del material o por su espesor. Esto ocurre en las ventanas de vidrio aislante con marco de aluminio. El doble cristal es un aislante muy bueno, pero el aluminio es un metal conductor

 

 

                  

 

   Para evitar esta transmisión de calor, se usa la rotura de puente térmico (RPT) Consiste en evitar que la cara interior y exterior tengan contacto entre sí, intercalando un mal conductor, con lo que se reducen mucho las pérdidas de calor

 

 El sistema de ‘rotura’ más utilizado para los cerramientos de aluminio son las varillas de poliamida 6.6 reforzadas con un 25% de fibra de vidrio. Éste es uno de los pocos productos termoplásticos autorizados por la normativa europea UNE-EN 14024.

 

                 

 

  Las ventajas del uso de la rotura de puente térmico son:

          El ahorro de energía. La legislación es cada vez más estricta en materia de eficiencia energética de los edificios ya que el objetivo es reducir la emisión de CO2.

 

             La limitación de la condensación. En climas fríos cuando la temperatura exterior es muy baja y en el interior hay una humedad relativa elevada, se da el fenómeno de la condensación sobre los perfiles interiores. Ello es debido a que la temperatura del perfil interior está por debajo del punto de rocío. Con la rotura del puente térmico se consigue elevar la temperatura superficial del perfil interior, en consecuencia se restringe la aparición del rocío.

 

                  

 

 

  Permite que el acabado interior y exterior de las ventanas pueda ser diferente, permitiendo asi mantener la estética exterior del edificio y dar a su vivienda un estilo propio y diferenciado, al tiempo que ofrece un amplio  aislalmiento térmico y acústico.

  RPT Cumple con las exigencias tanto del ·Protocolo de Kyoto como del nuevo Código Técnico de la Edificación, implantado recientemente en España.

 

 

        

 

 

 

 

 Te aconsejamos que veas nuestro vídeo en youtube y nos puedes visitar

                   también en google+ y red social facebook